Cargando. Por favor, espere

El trabajador que se jubila a petició...

El trabajador que se jubila a petición propia tiene derecho a la compensación económica por vacaciones anuales no disfrutadas

LA LEY 170324/2016

  • El TJUE establece que cuando un trabajador ponga fin por voluntad propia a la relación laboral, tendrá derecho a percibir una compensación económica si no ha podido agotar total o parcialmente su derecho a vacaciones anuales retribuidas.
Normativa aplicada
Ir a Norma Directiva 2003/88 CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 Nov. 2003 (determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo)

Carlos Fernández Hernández. Cuando un trabajador ponga fin por voluntad propia a la relación laboral, tendrá derecho a percibir una compensación económica si no ha podido agotar total o parcialmente su derecho a vacaciones anuales retribuidas.

Así lo ha establecido el TJUE en su sentencia de 20 de julio de 2016 (asunto C-341/15, Hans Maschek), en la que señala, en concreto, que el Derecho de la Unión se opone a una legislación que prive al trabajador cuya relación laboral ha finalizado en virtud de su solicitud de jubilación y no haya agotado previamente su derecho a vacaciones, del derecho a una compensación económica por esas vacaciones anuales no disfrutadas.

Solicitud de jubilación del trabajador

Al trabajador afectado en el pleito origen del procedimiento, se le concedió la jubilación a petición propia con efectos de 1 de julio de 2012.

Después de esa jubilación, el actor solicitó a su empleador el pago de una compensación económica en concepto de vacaciones anuales retribuidas no disfrutadas. Su empleador denegó la solicitud, basándose en que, según la normativa vienesa aplicable, el trabajador que pone fin a la relación laboral por su propia voluntad —concretamente porque ha solicitado que se le conceda la jubilación— no tiene derecho a dicha compensación económica.

Al conocer del recurso interpuesto por el actor contra dicha resolución denegatoria, el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo de Viena pregunta al Tribunal de Justicia acerca de la compatibilidad de una normativa de ese tipo con el Derecho de la Unión y, más concretamente, con la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de noviembre de 2003 (LA LEY 10612/2003), relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo.

El derecho a las vacaciones en el Derecho de la Unión

En su sentencia, el Tribunal de Justicia recuerda que dicha Directiva prevé que todos los trabajadores dispondrán de un período de al menos cuatro semanas de vacaciones anuales retribuidas y que este derecho a vacaciones anuales retribuidas constituye un principio del Derecho social de la Unión que reviste especial importancia. Este derecho se reconoce a todo trabajador, con independencia de su estado de salud.

Este derecho a vacaciones anuales retribuidas tiene una doble finalidad, a saber, permitir que el trabajador descanse de la ejecución de las tareas que le incumben según su contrato de trabajo y que disponga de un período de ocio y esparcimiento.

En este sentido, los Estados disponen de la facultad de adoptar disposiciones más favorables para los trabajadores. De este modo, la Directiva no se opone a las disposiciones nacionales que prevean vacaciones anuales retribuidas de una duración superior al período mínimo de cuatro semanas garantizado por dicha Directiva, atribuidas con sujeción a los requisitos de obtención y concesión establecidos por el Derecho nacional.

En consecuencia, los Estados miembros son libres de conceder a los trabajadores vacaciones anuales retribuidas de mayor duración que el período mínimo de cuatro semanas previsto en la Directiva.

En tal supuesto, los Estados miembros podrán decidir conceder a aquel trabajador que, a causa de una enfermedad, no haya podido agotar en su integridad el período adicional de vacaciones anuales retribuidas antes de la finalización de su relación laboral, el derecho a una compensación económica correspondiente a ese período adicional. Incumbe a los Estados miembros

fijar los requisitos de tal concesión.

Derecho a la compensación por las vacaciones no disfrutadas

La Directiva 2003/88 (LA LEY 10612/2003) prevé también que cuando la relación laboral ha finalizado y ya no resulta posible, por tanto, disfrutar de modo efectivo de las vacaciones anuales retribuidas, el trabajador tendrá derecho a una compensación económica, a fin de evitar que, como consecuencia de esta imposibilidad, el trabajador quede privado de todo disfrute del mencionado derecho, incluso en forma pecuniaria.

Irrelevancia de la causa de extinción de la relación laboral

A este respecto, el Tribunal de Justicia precisa que es irrelevante el motivo o causa de extinción de la relación laboral. Por consiguiente, la circunstancia de que un trabajador ponga fin por su propia voluntad a la relación laboral no tiene incidencia alguna en su derecho a percibir, en su caso, una compensación económica en concepto de los derechos a vacaciones anuales retribuidas que no haya podido agotar antes de la extinción de la relación laboral.

Por ello el TJUE llega a la conclusión de que la Directiva se opone a una legislación nacional como la aplicable en el caso, que priva del derecho a una compensación económica en concepto de vacaciones anuales retribuidas no disfrutadas a un trabajador cuya relación laboral haya finalizado en virtud de su solicitud de jubilación y no haya tenido la posibilidad de agotar sus derechos a vacaciones antes de la extinción de la relación laboral.

Extinción de la relación laboral por jubilación

A fin de garantizar el efecto útil del mencionado derecho a vacaciones anuales, el Tribunal de Justicia sienta el siguiente principio: un trabajador cuya relación laboral haya finalizado y que, en virtud de un convenio celebrado con su empresario, al mismo tiempo que continuaba percibiendo su salario quedaba obligado a no presentarse en su lugar de trabajo durante un período determinado que precedió al momento de su jubilación, no tiene derecho a una compensación económica por los derechos a vacaciones anuales retribuidas no disfrutadas durante dicho período, salvo en el supuesto de que no haya podido agotar tales derechos por causa de enfermedad.

Es más, El Tribunal de Justicia recuerda también su jurisprudencia según la cual el trabajador tiene derecho, en el momento de su jubilación, a una compensación económica por las vacaciones anuales retribuidas no disfrutadas por el hecho de no haber ejercido sus funciones a causa de una enfermedad.

Por lo tanto, el Tribunal de Justicia considera que incumbe al órgano jurisdiccional remitente examinar si así sucedía en el caso del actor durante el período previo a su jubilación en el que estuvo de baja por enfermedad. En caso de respuesta afirmativa, aquél no tendrá derecho a una compensación económica por los derechos a vacaciones anuales retribuidas no disfrutadas durante ese período, salvo si no hubiera podido agotar tales derechos a causa de una enfermedad.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll