Cargando. Por favor, espere

Consulta Vinculante V2641-21, de 2 de Noviembre de 2021, de la SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas (LA LEY 2958/2021)

Una indemnización por extinción de la relación laboral, en el ámbito de un despido colectivo, que se percibe de forma fraccionada en dos años, está exenta del Impuesto con el límite del menor, bien de la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores (LA LEY 16117/2015) para el despido improcedente (33 días por año de servicio con un máximo de veinticuatro mensualidades), o bien en cantidad de 180.000 euros.

Si la indemnización satisfecha excede de estas cuantías, el exceso si está sujeto y no exento, calificándose como rendimiento del trabajo, aunque puede resultar de aplicación del porcentaje de reducción del 30% previsto en el artículo 18.2 de la LIRPF (LA LEY 11503/2006) cuando el período de tiempo trabajado para la empresa sea superior a dos años. La cuantía del rendimiento íntegro sobre la que se aplicará la citada reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros anuales; y se deberá tener en cuenta el límite que se establece para el supuesto de extinción de relaciones laborales o mercantiles en las que el importe de los rendimientos del trabajo derivados de la extinción supere los 700.000 euros.

Cuando la indemnización se fracciona en dos o más períodos impositivos, sólo podrá aplicarse la reducción, de acuerdo con lo establecido en el artículo 12.2 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

La imputación temporal de la indemnización debe ser a medida en que sean exigible por su perceptor, aplicándose la exención a los primeros rendimientos del trabajo que resulten exigibles.

Scroll