Cargando. Por favor, espere

Nuevos y grandes movimientos corporat...

Nuevos y grandes movimientos corporativos en el mundo Legal Tech

  • 8-1-2021 | Wolters Kluwer
  • Varias importantes empresas norteamericanas de tecnología legan han anunciado en los últimos días su integración, con la finalidad de ganar fuerza tecnológica y comercial en el mercado. El caso más relevante ha sido el de Fastcase y Casemaker, dos empresas de búsqueda de información legal, que van a sumar un millón de usuarios en los Estados Unidos.
Portada

Carlos B Fernández. Tras un final de año en el que supimos de la desaparición de uno de los referentes globales en la Legal Tech, 2021 ha comenzado con dos importantes novedades en este sector. Como en otros ámbitos muy competitivos, las empresas tratan de unirse para potenciar su capacidad tecnológica y presencia en el sector. Por eso varias empresas norteamericanas han anunciado en los últimos días su integración, con la finalidad de ganar fuerza tecnológica y comercial en el mercado.

El caso más relevante ha sido el de Fastcase y Casemaker, dos empresas de búsqueda de información legal (Legal Research) que prestan servicios a la totalidad de los colegios de abogados (bar associations) de los Estados Unidos, que han comunicado su integración.

A su vez, este movimiento es continuación de otro producido en septiembre pasado, por el que Fastcase adquirió Judicata, una empresa especializada en análisis de contenidos legales.

Otra novedad, de menor alcance, pero ciertamente indicativa de la tendencia que está viviendo el sector, es que Relativity, una compañía de tecnología legal especializada en e-discovery y compliance, ha anunciado la adquisición de VerQu, una compañía de software de gestión de datos dedicada a la gestión e investigación de datos de comunicación de las organizaciones, para aumentar su capacidad de recopilar, analizar, supervisar y revisar todo tipo de datos no estructurados de forma fluida y segura.

Viejos competidores

Por lo que se refiere al caso de Casemaker y Fastcase, hay que destacar que ambas empresas han estado compitiendo contra el duopolio de la búsqueda legal que ejercen en el mercado norteamericano Thomson Reuters y LexisNexis. Para ello, a lo largo de los últimos años, Fastcase se ha diversificado más allá de la investigación jurídica, lanzando su brazo editorial Full Court Press y adquiriendo Docket Alarm y Law Street Media en 2018, NextChapter en 2019 y la ya mencionada Judicata en 2020. Por su parte, Casemaker, una empresa fundada a finales de los años 90, ha creado un fuerte brazo editorial para la actualización de la normativa, además de disponer de una colección de jurisprudencia con mayor volumen de información, incluyendo su propio sistema referencial de jurisprudencia CaseCheck+.

Pero se da la circunstancia, según destaca en su blog el especialista norteamericano Bob Ambrogi, de que solo hace un año Fastcase y Casemaker mantenían un pleito ante el tribunal federal de Atlanta por un tema de copyright, que fue finalmente concluido mediante un acuerdo amistoso suscrito en diciembre de 2019 y cuyo contenido no fue revelado.

Ahora, la base de suscriptores de la compañía combinada incluirá las asociaciones de abogados de los 50 estados, el Distrito de Columbia, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos y cuatro docenas de asociaciones de abogados metropolitanos, de condados y especializados, con un total de más de un millón de usuarios, de un total estimado de 1,3 millones de abogados que hay en el país.

Aunque en el corto plazo la fusión no tendrá ningún impacto en sus suscriptores, ya que tanto ambas plataformas continuarán operando en sus formas actuales y bajo sus antiguas marcas, se prevé que la nueva compañía va a combinar sus equipos de investigación. Según ha declarado el CEO de Fastcase, Ed Walters ha declarado a Ambrogi que con el tiempo, se decidirá si mantener una o ambas o incluso combinar lo mejor de cada una en una nueva plataforma.

Una fusión de gran alcance

Si para Ed Walters, este es uno de esos raros casos de fusión en los que “uno más uno, suman tres”, en opinión de Bob Ambrogi, la conclusión es que son grandes noticias “no potencialmente grandes, sino enormes ahora mismo” (this is huge news. Not potentially huge. Huge now).

A este respecto, Jorge Morell, fundador de Legaltechies señala que “sin duda es chocante que esta unión genere una empresa cuyos servicios serán usados por un millón de abogados en EEUU, cuando allí hay 1,3 millones”. Un dato así, destaca, “incide en la idea de la continuada consolidación de los servicios y suena un poco a monopolio, más cuando uno de los players en ese mercado, ROSS, desaparece a finales de mes y justo son Fastcase y Casemaker los que absorben la mayoría de sus clientes”.

Por tanto, en opinión de este experto, “o bien se abre la opción de que lleguen nuevos competidores o la consolidación de estos servicios en tan pocos participantes se volverá algo excesiva y pondrán la barrera de acceso a nuevas empresas demasiado alta.”

Por su parte, Laura Fauqueur, directora del máster de Legal Tech del IAM CEU Business School, considera que “se trata de un movimiento de consolidación en el ámbito legaltech que tiene mucho sentido, pues el sector está más avanzado en EEUU que en Europa”. Se trata de dos startups vanguardistas “nacidas en los años 90 que han crecido y que seguramente no tengan problemas a la hora de compartir cultura empresarial”.

Hasta ahora, señala esta experta, “el ámbito de Legal Research viene siendo, tanto en los países de common law como en los de civil law, el coto privado de las editoriales jurídicas tradicionales”, pero ello no ha impedido que “en cada país hayan surgido algunos disruptores que, con desigual suerte, intentan romper los monopolios y encontrar su hueco en el mercado”.

En opinión de Fauqueur, “la caída de Ross que hemos visto hace pocas fechas, es un ejemplo de cómo los pequeños no siempre logran sobrevivir” en este contexto, aunque destaca que en el caso de Fastcase y Casemaker, "no se trataba de una lucha de David contra Goliath, sino que era una lucha más de iguales, dentro de sus diferencias de volumen y ofertas”.

Por ello expresa su esperanza de quizás gracias a esta fusión, se logre romper el monopolio de las grandes editoriales “¡Ojalá veamos semejantes movimientos por aquí en unos años!”, añade.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll