Cargando. Por favor, espere

“Los abogados tienen la obligación de...

“Los abogados tienen la obligación de ser competentes en el manejo de las tecnologías que utilizan en su trabajo”

  • 16-7-2021 | Wolters Kluwer
  • En su primera visita a España, Patricia Lee Refo, presidenta de la American Bar Association, nos ofrece su visión sobre la actual situación de la abogacía y el sector jurídico norteamericano y qué consecuencias ha dejado en los mismos la pandemia.

Carlos B Fernández. Patricia Lee Refo, presidenta de la American Bar Association (ABA), equivalente estadounidense a nuestro Consejo de la Abogacía, ha visitado por primera vez España, con motivo de la Open Session de la World Jurist Association.

Esta abogada, radicada en Phoenix, Arizona, preside desde 2020 la que está considerada la mayor asociación mundial de profesionales de la abogacía. Fundada en 1878, además de establecer los requisitos legales para el ejercicio de la profesión en los Estados Unidos, la ABA realiza una intensa labor de definición de los estándares éticos y deontológicos para el ejercicio de la profesión, en estrecha relación con las escuelas jurídicas y los tribunales de ese país.

En esta conversación Patricia Lee Refo nos ofrece su visión sobre la actual situación de la abogacía y el sector jurídico norteamericano y qué consecuencias ha dejado en los mismos la pandemia.

Diario La Ley: ¿Qué es la American Bar Association y qué objetivos persigue?

Patricia Lee Refo. La American Bar Association es la mayor asociación voluntaria de abogados y profesionales del derecho del mundo. Es una organización muy grande y muy diversa, que persigue cuatro objetivos principales: mejorar la profesión, mejorar el estado de derecho, aumentar la diversidad, la equidad y la inclusión en la profesión legal y en el sistema judicial, ayudando a nuestros asociados a ser mejores abogados. Por ejemplo, elaboramos los modelos de normas de conducta de los abogados en los Estados Unidos y acreditamos a todas las escuelas de derecho.

DLL. ¿Cómo definiría la actual situación de la abogacía en los Estados Unidos?

PLR. Creo que el sector legal en los EEUU se encuentra en una buena situación, aunque hemos experimentado más cambios en los últimos dieciséis meses de los que posiblemente habríamos podido imaginar. Creo que la pregunta que ahora debemos hacernos es cuáles de esos cambios debemos conservar y cuáles debemos abandonar para volver a la forma anterior de hacer las cosas.

En mi despacho, por ejemplo, volveremos al trabajo en la oficina la semana que viene. La mayoría de nuestros miembros trabajarán en la oficina, mientras que otras firmas van a esperar un poco más para hacerlo. En general, estas decisiones dependen de la zona del país en la que trabajen las firmas.

Pero creo que va a haber cambios que van a quedar de manera permanente en la forma en que los abogados hacemos las cosas y, desde luego, en la forma en la que los tribunales hacen las cosas.

DLL. ¿Cómo se ha adaptado el sistema judicial y a la abogacía norteamericana a la celebración de juicios virtuales? ¿Cuáles son los principales problemas o interrogantes que plantean en aspectos como la identificación de las partes, la declaración de las partas o la práctica de pruebas?

PLR. Con motivo de la pandemia, muchas de nuestras actuaciones judiciales han pasado a producirse en remoto durante este tiempo, algo de lo que se han derivado algunos beneficios. Por ejemplo, si antes de la pandemia yo tenía un caso en Nueva York, debía tomar un avión para cruzar el país, incluso aunque se tratase de un trámite que se solventaba en diez minutos. Ahora ya no tenemos que hacerlo así, y eso es algo beneficioso, tanto para el cliente, que no tiene que pagar por el tiempo que el abogado dedica a realizar ese vuelo, como para el abogado, por el tiempo que se ahorra. Creo que los tribunales han apreciado que este sistema de celebrar las vistas de forma virtual es muy útil en la mayoría de casos.

Pero hay otros aspectos de nuestro trabajo que resultan difíciles de realizar en remoto. Yo personalmente espero que la mayoría de juicios vuelvan a celebrarse de forma presencial, tan pronto como sea seguro hacerse de ese modo.

DLL. La ABA ha establecido que la competencia tecnológica es uno de los deberes éticos de los abogados para ejercer su profesión. Una declaración que se ha visto reforzada por la reciente Formal Opinion 498 en relación con los juicios telemáticos ¿qué significado tiene este posicionamiento de la ABA y qué implica para los abogados?

PLR. Los abogados tienen una obligación, vinculada a su responsabilidad, de ser competentes en el manejo de las tecnologías que utilizan en la práctica de su trabajo. Ello va desde la ciberseguridad, a cómo utilizar las herramientas tecnológicas para relacionarse con sus clientes y hacer esa relación mejor y más fácil.

Ello no significa que el abogado tenga que ser un experto en ciberseguridad, sino que pueda disponer de personas que sí lo sean, cuando resulte necesario para garantizar aspectos como la confidencialidad de la información de los clientes, o que se están adoptando todas las medidas necesarias para proteger el privilegio abogado-cliente.

DLL. ¿Cree que los abogados americanos están debidamente preparados para afrontar esta exigencia?

PLR. Creo que los abogados americanos han trabajado muy duro para ser tecnológicamente competentes. Desde luego, unos lo son más que otros, pero el punto a tener en cuenta es que no es necesario que sea el abogado el experto en esas materias, sino que se rodee de personas que sí lo sean y se ocupen de esas tareas.

DLL. ¿Están preocupados por los últimos ciberataques sufridos en su país?

PLR. Desde luego. Es una preocupación muy significativa, en especial si se tiene en cuenta que el tipo de información que manejan y conservan los abogados y los despachos es, en muchos casos, extremadamente sensible y extremadamente confidencial.

Por ello es muy relevante que los despachos cuenten con sólidas medidas de protección para asegurar que cumplimos con nuestra responsabilidad ante nuestros clientes.

DLL. ¿Qué efecto cree que han tenido los proveedores alternativos de servicios jurídicos en el sector de la abogacía de los EEUU?

PLR. La innovación en la regulación de los abogados se está produciendo en todos los Estados Unidos. Nuestro sistema de acceso a la profesión (Licencing) y la regulación de su ejercicio, se realizan a nivel estatal. Tenemos 50 estados, más el distrito de Columbia, y todos piensan en cómo podemos cambiar la regulación de la profesión para mejorar las cosas. En mi país tenemos un significativo problema de acceso a la justicia, no todas las personas que necesitan un asesoramiento legal civil pueden acceder a él, porque los abogados son demasiado caros. En este sentido, el concepto de proveedores alternativos de servicios jurídicos, se orienta a que determinadas personas que no poseen el título de abogado puedan proporcionar algún tipo de servicios jurídicos a sus clientes. Hay otras alternativas, por ejemplo, en mi estado, Arizona, un no abogado puede tener intereses en la práctica del Derecho. Es algo muy nuevo y todavía no tenemos datos sobre el resultado de esta práctica, aunque sabemos que es algo que se ha llevado a cabo con éxito en otros países.

Para la ABA lo importante es poder conocer y medir los resultados de estas prácticas que los mismos estados están poniendo en práctica y saber, en nombre de todos los abogados americanos, qué prácticas están dando resultados y cuáles no.

DLL. ¿Cómo condiciona ese alto coste del acceso a la abogacía los derechos de las minorías? ¿Existe un problema real al respecto en los EEUU?

PLR. Indudablemente en los EEUU tenemos un problema de acceso a la Justicia, que afecta a las minorías infrarrepresentadas, como los pobres y, desproporcionadamente, a las personas de color. Es un problema muy relevante en el que estamos trabajando muy intensamente para solucionarlo. El estado de derecho no tiene sentido si nuestros ciudadanos no pueden permitirse el acceso a la justicia cuando lo necesitan, es así de simple.

DLL. ¿Cómo considera la situación de la mujer en la abogacía en los EEUU?

PRL. Hemos hecho grandes progresos, pero todavía tenemos mucho trabajo por hacer. Ambas cosas son ciertas. Cuando yo comencé a asistir a mi facultad de Derecho, ninguna mujer había llegado al Tribunal Supremo de los EEUU, ni una mujer había presidido la ABA. Ahora las cosas han cambiado y ha habido progresos, pero las mujeres abogado ganan menos que los hombres y estás infrarrepresentadas en los puestos directivos de las grandes firmas y en nuestros órganos judiciales, y por eso digo que todavía queda mucho por hacer.

DLL. ¿Cómo ha afectado la pandemia a la situación de la mujer en el sector legal?

PLR. Sí, nuestros estudios demuestran que las mujeres, especialmente las mujeres con niños, se han visto desproporcionadamente afectadas por la pandemia. Y esta es una circunstancia que tenemos que tener muy en cuenta cuando hablamos de volver al trabajo para no retroceder en los progresos realizados, porque, como he dicho antes, hay todavía mucho trabajo por hacer.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll