Cargando. Por favor, espere

S APCC 4/7/2016

Audiencia Provincial de Cáceres, Sección 1ª, Sentencia 285/2016 de 4 Jul. 2016, Rec. 340/2016

Ponente: Bote Saavedra, Juan Francisco.

Nº de Sentencia: 285/2016

Nº de Recurso: 340/2016

Jurisdicción: CIVIL

LA LEY 156973/2016

ECLI: ES:APCC:2016:411

Cabecera

DIVORCIO. ALIMENTOS. Padre empresario autónomo que aceptó en el procedimiento de medidas provisionales la cantidad de 600 euros mensuales de pensión alimenticia, y otra adicional de 400 euros mensuales de contribución al levantamiento de las cargas del matrimonio, sin probar ahora que su capacidad económica haya disminuido, y sin que sea verosímil que solamente lo aceptase entonces en la creencia de que tendría una corta duración. PENSIÓN COMPENSATORIA. Dedicación de la esposa a la familia, con colaboración en las sociedades familiares, pero sin recibir retribución alguna. Confirmación de la limitación temporal a 3 años por las dificultades de la esposa de acceso al mercado laboral. Rebaja de la compensación a la esposa.

Resumen de antecedentes y Sentido del fallo

La AP Cáceres confirma la cuantía de la pensión de alimentos, y de la pensión compensatoria, estimando el recurso solo para rebajar la compensación económica que se reconoce a la esposa.

Texto

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 1

CACERES

SENTENCIA: 00285/2016

N10250

AVD. DE LA HISPANIDAD S/N

UNIDAD PROCESAL DE APOYO DIRECTO

Tfno.: 927620309 Fax: 927620315

AMD

N.I.G. 10037 41 1 2015 0002482

ROLLO: RPL RECURSO DE APELACION (LECN (LA LEY 58/2000)) 0000340 /2016

Juzgado de procedencia: JDO.1A.INST.E INSTRUCCION N.5 de CACERES

Procedimiento de origen: DIVORCIO CONTENCIOSO 0000277 /2015

Recurrente: Demetrio

Procurador: MARIA TERESA HERNANDEZ CASTRO

Abogado: JOSE MANUEL ORTEGA ARTO

Recurrido: MINISTERIO FISCAL, Penélope

Procurador: CARLOS MURILLO JIMENEZ

Abogado: CARMEN LUCAS DURAN

SENTENCIA NÚM. 285/16

Ilmos. Sres.

PRESIDENTE :

DON JUAN FRANCISCO BOTE SAAVEDRA =

MAGISTRADOS :

DON ANTONIO MARÍA GONZÁLEZ FLORIANO =

DON LUIS AURELIO SANZ ACOSTA =

_____________________________________________________

Rollo de Apelación núm. 340/16 =

Autos núm. 277/15 (Divorcio Contencioso) =

Juzgado de 1ª Instancia nº 5 de Cáceres =

==============================================

En la Ciudad de Cáceres a cuatro de Julio de dos mil dieciséis.

Habiendo visto ante esta Audiencia Provincial de Cáceres el Rollo de apelación al principio referenciado, dimanante de los autos de Divorcio Contencioso núm. 277/15 del Juzgado de 1ª Instancia núm. 5 de Cáceres, siendo parte apelante el demandante, DON Demetrio , representado tanto en la instancia como en la alzada por el Procurador de los Tribunales Sra. Hernández Castro, viniendo defendido por el Letrado Sr. Ortega Arto; y siendo parte apelada, la demandada, DOÑA Penélope , representada tanto en la instancia como en la alzada por el Procurador de los Tribunales Sr. Murillo Jiménez, viniendo defendida por el Letrado Sra. Lucas Durán; y el MINISTERIO FISCAL , que no ha comparecido en la alzada.

I.- ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por el Juzgado de 1ª Instancia núm. 5 de Cáceres, en los Autos núm. 277/15 con fecha 11 de abril de 2016, se dictó sentencia cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente:

"FALLO: ESTIMO en parte la demanda de divorcio presentada a instancia de Demetrio , representado por la procuradora Dª María Teresa Hernández Castro contra Penélope , representada por la procuradora Dª Ana María Collado Díaz, siendo parte el Ministerio Fiscal y, en consecuencia, DECLARO la disolución por divorcio del matrimonio habido entre las partes el día 22 de abril de 2006, y DECLARO que las medidas matrimoniales definitivas son:

1.- las medidas que estableció el auto de fecha de 23 de julio de 2015 y cuya parte dispositiva se ha trascrito, elevándolas a definitivas, excepto las que se introducen en los siguientes puntos.

2.- los gastos extraordinarios de la menor se abonarán por los progenitores por mitad, especificándose que son gastos extraordinarios, entre otros, los médicos no cubiertos por la seguridad social.

3.- se establece a favor de la esposa un derecho a pensión por desequilibrio de 400 euros durante tres años, pagaderos en la cuenta corriente que designe la demandada, dentro de los cinco primeros días de cada mes y actualizable conforme las evoluciones del IPC en cómputo anual.

4.- se establece el derecho de compensación previsto en el art. 1438 del Código civil (LA LEY 1/1889) a favor de la demandada y a costa del demandante por importe total de 46. 656 euros.

5.- quedan desestimadas las restantes pretensiones de las partes y sin expresa imposición de costas a ninguna de las partes. ".

SEGUNDO.- Frente a la anterior sentencia y por la representación procesal del demandante se interpuso, en tiempo y forma, recurso de apelación, se tuvo por interpuesto y, de conformidad con lo establecido en el art. 461 de la L.E.C (LA LEY 58/2000) ., se emplazó a las demás partes personadas para que en el plazo de diez días presentaran ante el Juzgado escrito de oposición al recurso o, en su caso, de impugnación de la resolución recurrida.

TERCERO.- Tanto la representación procesal de la demandada como el Ministerio Fiscal presentaron sendos escritos de oposición al recurso de apelación formulado. Seguidamente se remitieron los autos originales a la Audiencia Provincial de Cáceres, previo emplazamiento de las partes por término de diez días.

CUARTO.- Recibidos los autos, registrados en el Servicio Común de Registro y Reparto, pasaron al Servicio Común de Ordenación del Procedimiento, que procedió a incoar el correspondiente Rollo de Apelación, y, previos los trámites legales correspondientes, se recibieron en esta Sección Primera de la Audiencia Provincial, turnándose de ponencia; y, no habiéndose propuesto prueba ni considerando este Tribunal necesaria la celebración de vista, se señaló para la DELIBERACIÓN Y FALLO el día uno de julio de dos mil dieciséis, quedando los autos para dictar resolución en el plazo que determina el art. 465 de la L.E.C (LA LEY 58/2000) ..

QUINTO. - En la tramitación de este recurso se han observado las prescripciones legales.

Vistos y siendo Ponente el Ilmo. Sr. Presidente DON JUAN FRANCISCO BOTE SAAVEDRA.

II.- FUNDAMENTOS JURIDICOS

PRIMERO.- En el escrito inicial del procedimiento se promovió demanda de divorcio con las medidas inherentes; pretensión que fue estimada parcialmente en la sentencia de instancia, y disconforme la parte demandante, se alza el recurso de apelación alegando en síntesis, los siguientes motivos:

1º) Respecto a la cuantía de la pensión alimenticia, admite que el apelante aceptó en el procedimiento de medidas provisionales la cuantía concedida como pensión alimenticia, si bien en la creencia de que ello sería en un corto espacio de tiempo. Prueba de ello es que el Sr. Demetrio se ha visto obligado a concertar un préstamo personal en diciembre de 2015 para poder hacer frente a sus obligaciones económicas. Que considera más ajustada la cantidad de 400 € mensuales en concepto de pensión alimenticia, habida cuenta de la situación económica del progenitor, que tiene que amortizar otro préstamo concertado con Bankinter y abonar la renta de la vivienda que ocupa. Además, tiene que hacer frente a los gastos de desplazamiento desde Valladolid a Cáceres para visitar a la hija. Finalmente, tampoco considera que los gastos de la menor sean de especial relevancia para justificar la cuantía determinada en la sentencia recurrida.

2º) Respecto a la pensión compensatoria, entiende que no procede conceder cantidad alguna por dicho concepto. Considera que desde el año 2014, fecha del cese de la convivencia matrimonial, el apelante ha venido abonando todos los gastos de la familia, y con ello cree que quedan compensados los perjuicios derivados del divorcio. Con carácter subsidiario, solicita se fije el plazo de un año y el importe de 200€ mensuales para la pensión compensatoria.

3º) Respecto a la indemnización concedida a la esposa, considera que no es ajustada a Derecho, al haber pactado el régimen económico de separación de bienes. Además, niega que haya trabajado de forma permanente para las empresas del apelante, y aunque haya sido socia, no ha asumido las pérdidas de las sociedades. Más que trabajadora era colaboradora. No concurre el supuesto de hecho para conceder la indemnización, pues los beneficios de las empresas se destinaban a abonar los gastos de la familia. Además, el matrimonio solamente ha durado ocho años.

Con carácter subsidiario, solicita se fije la cuantía de la indemnización en 5.000 €.

Por todo ello, solicita la revocación de la resolución recurrida en los términos interesados.

A dicho recurso se opuso el Ministerio Fiscal y la parte contraria, solicitando la confirmación de la sentencia.

SEGUNDO.- Centrados los términos del recurso, para la adecuada resolución del mismo seguiremos el mismo orden de los motivos invocados.

Así, en primer lugar, impugna la cuantía de la pensión alimenticia, pues si bien, admite que aceptó en el procedimiento de medidas provisionales la cuantía concedida como pensión alimenticia, ello fue en la creencia de que sería por un corto espacio de tiempo. Considera más ajustada la cantidad de 400 € mensuales, que estima suficiente para atender las necesidades de la hija.

Pues bien, siendo cierto que ambos progenitores tienen la obligación legal de prestar alimentos en favor de los hijos, para determinar la cuantía, el Art. 146 del CC (LA LEY 1/1889) tiene en cuenta no sólo el caudal de bienes de que pueda disponer el alimentante, sino muy principalmente la necesidad del alimentista, puesta en relación, con el patrimonio de quién haya de darlos, cuya apreciación de proporcionalidad, viene atribuida al prudente arbitrio del Tribunal; relación de proporcionalidad que, en todo caso, queda difuminada en el margen de cobertura de las necesidades (alimentación, vestidos, educación, salud, etc., en cuanto elementos integrantes del concepto jurídico de alimentos) del alimentista, integrantes del llamado "mínimo vital" o mínimo imprescindible para el desarrollo de la existencia de los menores en condiciones de suficiencia y dignidad a los efectos de garantizar, al menos, y en la medida de lo posible, un mínimo desarrollo físico, intelectual y emocional al que deben coadyuvar ambos progenitores, por razón de las obligaciones asumidas por los mismos, por su condición de tal y no solamente por el padre.

Ahora bien, también es cierto que, además de las necesidades de los hijos, a la hora de fijar la cuantía de la pensión alimenticia, debe tenerse en cuenta la capacidad económica del obligado a prestarla, y en el supuesto examinado, en el procedimiento de medidas provisionales, el ahora apelante aceptó, una pensión de alimentos de 600 euros mensuales, lo que implica que tiene capacidad económica suficiente para abonar dicha suma aceptada. No es verosímil que solamente lo aceptase en la creencia de que tendría una corta duración, antes al contrario, lo lógico y habitual es que se mantenga la misma cantidad en la sentencia definitiva.

Según la información que ofrece la averiguación patrimonial en el año fiscal de 2014 el demandante trabaja para una sociedad llamada Think Big Marketing SLU y obtiene al año 12. 795, 86 euros y tiene en propiedad un inmueble urbano en Badajoz, y una finca rústica en Palencia. En el acto del juicio aportó nóminas de 1500 euros netos al mes que percibe de la sociedad para la que trabaja formalmente. Se trata de un empresario autónomo que aceptó en el procedimiento de medidas provisionales no solo la cantidad de 600 euros mensuales de pensión alimenticia, sino también 400 euros mensuales de contribución al levantamiento de las cargas del matrimonio.

El motivo se desestima.

TERCERO.- Respecto a la pensión compensatoria, entiende que no procede conceder cantidad alguna por dicho concepto. Considera que desde el año 2014, fecha del cese de la convivencia matrimonial, el apelante ha venido abonando todos los gastos de la familia, y con ello cree que quedan compensados los perjuicios derivados del divorcio. Con carácter subsidiario, solicita se fije el plazo de un año y el importe de 200€ mensuales para la pensión compensatoria.

Pues bien, es reiterada la jurisprudencia del Tribunal Supremo, de las que son muestra las sentencias de 3 , 20 y 21 de junio de 2.013 , según la cual que la pensión compensatoria es "una prestación económica a favor de un esposo y a cargo del otro tras la separación o divorcio del matrimonio, cuyo reconocimiento exige básicamente la existencia de una situación de desequilibrio o desigualdad económica entre los cónyuges o ex cónyuges, -que ha de ser apreciado al tiempo en que acontezca la ruptura de la convivencia conyugal y que debe traer causa de la misma-, y el empeoramiento del que queda con menos recursos respecto de la situación económica disfrutada durante el matrimonio".

El artículo 97 CC (LA LEY 1/1889) exige que la separación o el divorcio produzcan un desequilibrio económico en un cónyuge, en relación con la posición del otro, para que surja el derecho a obtener la pensión compensatoria. En la determinación de si concurre o no el desequilibrio se debe tener en cuenta diversos factores, como ha puesto de relieve la STS 864/2010, de Pleno, de 19 enero . La pensión compensatoria -declara- "pretende evitar que el perjuicio que puede producir la convivencia recaiga exclusivamente sobre uno de los cónyuges y para ello habrá que tenerse en consideración lo que ha ocurrido durante la vida matrimonial y básicamente, la dedicación a la familia y la colaboración con las actividades del otro cónyuge; el régimen de bienes a que han estado sujetos los cónyuges en tanto que va a compensar determinados desequilibrios, e incluso, su situación anterior al matrimonio para poder determinar si éste ha producido un desequilibrio que genere posibilidades de compensación. De este modo, las circunstancias contenidas en el artículo 97.2 CC (LA LEY 1/1889) tienen una doble función: a) Actúan como elementos integrantes del desequilibrio, en tanto en cuanto sea posible según la naturaleza de cada una de las circunstancias. b) Una vez determinada la concurrencia del mismo, actuarán como elementos que permitirán fijar la cuantía de la pensión.

A la vista de ello, el juez debe estar en disposición de decidir sobre tres cuestiones: a) Si se ha producido desequilibrio generador de pensión compensatoria. b) Cuál es la cuantía de la pensión una vez determinada su existencia. c) Si la pensión debe ser definitiva o temporal".

Esta doctrina se ha aplicado en las sentencias posteriores de 24 noviembre , 19 octubre y 16 de noviembre de 2.011 .

Una de las circunstancias que el artículo 97 exige tener en cuenta es el caudal y medios económicos y necesidades de cada uno de los cónyuges. Ahora bien, la cuantía del patrimonio no es determinante por si sola para justificar un eventual derecho a la pensión ni resulta directa y obligadamente del matrimonio. Lo esencial es tener en cuenta lo que ha ocurrido durante la vida matrimonial y, entre otras cosas, el régimen de bienes a que han estado sujetos los cónyuges en cuanto pueden hacer desaparecer o aminorar el desequilibrio que genere posibilidades de compensación. En este caso, el régimen económico del matrimonio es de separación de bienes.

Por el contrario, la esposa se ha dedicado básicamente a la familia, aunque haya colaborado con las sociedades familiares, pero sin recibir retribución alguna. Ante las circunstancias económicas de la esposa existentes antes y después de la ruptura matrimonial, no existe duda que el divorcio le produce un desequilibrio económico respecto a la situación anterior, en la que era beneficiaria de los ingresos que percibía el esposo, y que tras la ruptura no se beneficia de los mismos.

Con carácter subsidiario solicita se fije el plazo de un año y el importe de 200€ mensuales para la pensión compensatoria.

La posibilidad de establecer la pensión compensatoria con carácter temporal con arreglo a las circunstancias, es en la actualidad una cuestión pacífica, según reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo, entre las más recientes, SSTS 28 de abril de 2010 , 29 de septiembre de 2010 , 4 de noviembre de 2010 , 14 de febrero de 2011 . 27 de junio de 2011 , 5 de septiembre 2011 y 10 de enero de 2012 que reiteran la doctrina favorable a la temporalidad fijada por las sentencias de 10 de febrero y 28 de abril de 2005 . Además, en el mismo sentido positivo se ha manifestado el legislador mediante la Ley 15/2.005, de 8 de julio (LA LEY 1125/2005), que ha dado una nueva redacción al artículo 97 CC (LA LEY 1/1889) , estableciendo que la compensación podrá consistir en una pensión temporal, o por tiempo indefinido, o en una prestación única .

El propio actor ofrece en la demanda una pensión compensatoria, y en el procedimiento de medidas provisionales aceptó el pago de 400 euros, además de la pensión alimenticia, en concepto de cargas del matrimonio, que como es sabido, desaparecen tras su disolución, pero de similar de similar finalidad que la pensión compensatoria, ajena a las medidas provisionales, de modo que procede mantener dicha cantidad.

Finalmente, respecto a su duración, el actor solicita un año la duración de la pensión y en la sentencia de instancia se fija un plazo de tres años. A tal efecto, debemos tener en cuenta la duración del matrimonio de unos ocho años; que la esposa ha trabajado en las empresas familiares, pero sin retribución alguna; que cuenta con 46 años de edad; que no tiene especial cualificación profesional, con lo que no será fácil que consiga un trabajo en el corto plazo, estimándose adecuado el periodo de tres los años para compensar el desequilibrio fijado en la sentencia de instancia.

El motivo se desestima.

CUARTO.- En tercer y último lugar, respecto a la indemnización concedida a la esposa, considera que no es ajustada a Derecho, al haber pactado el régimen económico de separación de bienes. Además, niega que haya trabajado de forma permanente para las empresas del apelante, y aunque haya sido socia, no ha asumido las pérdidas de las sociedades. Más que trabajadora era colaboradora. Niega que concurra el supuesto de hecho para conceder la indemnización, pues los beneficios de las empresas se destinaban a abonar los gastos de la familia. Con carácter subsidiario, solicita se fije la cuantía de la indemnización en 5.000 €.

Como se dice por el Juzgador de instancia, la esposa demandada formuló reconvención solicitando una compensación por dedicación de la esposa a la familia y al hogar, al amparo del Art. 1438 del Código Civil (LA LEY 1/1889) y de la STS de 14 de abril de 2015 .

Este derecho regulado en el régimen económico de separación de bienes, supone que el cónyuge que haya estado contribuyendo a las cargas del matrimonio trabajando en la casa, tiene derecho a una compensación y nace con ocasión de dicho trabajo para la casa, pero se declara en la extinción del régimen de separación por la disolución por divorcio.

Según la sentencia citada este derecho tiene su fundamento en una compensación por dedicación exclusiva del beneficiario a las labores propias del cuidado del hogar. En origen estaba pensado especialmente para compensar el trabajo de las mujeres que, tras la separación o el divorcio, existiendo en vigor el régimen de separación de bienes, no tenían ya la posible compensación que se producía con la liquidación de los gananciales y no habían obtenido ingresos por sí mismas por estar dedicadas a la familia. Tiene como fin evitar estas situaciones injustas y su finalidad es compensar el trabajo exclusivo en casa (no remunerado) y no el enriquecimiento injusto del otro cónyuge. Así mismo, este derecho y la pensión compensatoria son compatibles e independientes, si bien sí debe ser considerado para fijar la pensión por desequilibrio, pues uno de los criterios para establecerla es la dedicación al cuidado de la familia, como hemos visto anteriormente.

Este derecho de compensación procede cuando el cónyuge se ha dedicado a las labores del hogar de forma exclusiva, pero no excluyente, y ello, porque este derecho es incompatible cuando tales labores se han realizado con un trabajo fuera del hogar, y excluyente porque debe concederse igualmente pese a que el otro cónyuge colabore con las labores del hogar ocasionalmente, o se han desarrollado con ayuda externa.

En el supuesto examinado los cónyuges pactaron separación de bienes constante el matrimonio en fecha de 19 de noviembre de 2007, y los presupuestos del derecho a la compensación concurran después de tales capitulaciones y se mantenga la separación de bienes en el momento del divorcio, tal y como aquí sucede.

Respecto al trabajo de la esposa fuera del hogar, según la vida laboral de Penélope sólo estuvo dada de alta algunos días entre julio y agosto de 2010, no percibiendo ninguna remuneración al tratarse de empresa familiar. Solamente ha colaborado en las empresas familiares sin remuneración, lo que impide que concurra la excepción que el TS ha establecido, antes al contrario, la colaboración no remunerada supone un agravamiento de la situación que supone dedicarse a la familia una vez que se proceda al divorcio y a la extinción de la separación de bienes. Concurren en el caso, todos los requisitos para conceder esta compensación, porque tras la separación de bienes ha existido un trabajo exclusivo para la familia, sin que a ello sea óbice la colaboración puntual y no remunerada en las empresas del esposo.

Finalmente, respecto a la cuantía de dicha compensación, se dice en la sentencia de instancia que como no se han impugnado los criterios de cuantificación, y considerando la fecha de las capitulaciones en el año 2007 y el cese de la convivencia en 2014, fija en 46.656 € la cantidad a compensar. Sin embargo, la parte actora se opuso a dicha indemnización en su integridad, alegando que ya quedaba indemnizada con la pensión compensatoria, es decir, negó la mayor, no siendo válida la tesis de la no impugnación de los criterios.

En conclusión, dada la situación de crisis económica de las empresas, considera la Sala que siendo procedente dicha indemnización, la cuantía de la misma debe fijarse en 10.000€.

En definitiva, procede estimar parcialmente el recurso de apelación, y revocar la sentencia de instancia en el único particular de fijar la cuantía de la indemnización en 10.000€.

QUINTO.- De conformidad con el Art. 398 en relación del Art. 394, ambos de la L.E.C (LA LEY 58/2000) . y teniendo en cuenta la naturaleza de este procedimiento, las costas de esta alzada no se imponen a ninguna de las partes.

VISTOS los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación en nombre de S.M. EL REY y por la Autoridad que nos confiere la Constitución Española, pronunciamos el siguiente:

FALLO

Se estima en parte el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de DON Demetrio contra la sentencia núm. 79/16 de fecha 11 de abril dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 5 de Cáceres en autos núm. 277/15, de los que éste rollo dimana, y en su virtud, REVOCAMOS PARCIALMENTE expresada resolución, en el único sentido de fijar en 10.000€ la cantidad que se debe compensar a la esposa; sin imposición de costas.

No tifíquese la presente resolución a las partes, con expresión de la obligación de constitución del depósito establecido en la Disposición Adicional Decimoquinta añadida por la Ley Orgánica 1/2009 (LA LEY 19390/2009) , en los casos y en la cuantía que la misma establece.

En su momento, devuélvanse las actuaciones al Juzgado de procedencia, con testimonio de la presente Resolución para ejecución y cumplimiento, interesando acuse de recibo a efectos de archivo del Rollo de Sala.

Así por esta nuestra sentencia definitivamente juzgando lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Le recomendamos...

Visite nuestra tienda
Scroll