Cargando. Por favor, espere

S JPI 8/6/2011

Juzgado de Primera Instancia N°. 6 de Badalona, Sentencia 106/2011 de 8 Jun. 2011, Proc. 1888/2010

Ponente: Daroca Haller, Cristina.

Nº de Sentencia: 106/2011

Nº de Recurso: 1888/2010

Jurisdicción: CIVIL

LA LEY 170894/2011

ECLI: ES:JPI:2011:43

Abuso de derecho del comprador que pretende el cumplimiento de un contrato de compraventa de dos ordenadores por un precio ridículo ofertado por error en una página web

Cabecera

COMPRAVENTA. De dos ordenadores portátiles a través de Internet. Error en la oferta de la página web. Acción de cumplimiento del contrato ejercitada por el comprador. Desestimación. Inaplicación de la normativa sobre consumidores y usuarios ya que el demandante realizó la adquisición en su condición de empresario. Aunque el contrato quedó perfeccionado por la aceptación de la oferta por el precio fijado en la página web, y el precio fue pagado mediante tarjeta de crédito, el demandante incurrió en abuso de derecho por cuanto atendido el precio ridículo por el que pretende adquirir los ordenadores, resulta evidente que, consciente de ello, se está aprovechando del error manifiesto sufrido por el oferente y dicha pretensión no puede ser amparada por los Tribunales.

Resumen de antecedentes y Sentido del fallo

El Juzgado de Primera Instancia desestima la demanda de cumplimiento de contrato de compraventa de dos ordenadores portátiles a través de internet.

Texto

Auto JPI de 23 septiembre 2011 Nº rec.=1888(2010) Ver Auto de Aclaración

En Badalona a 8 de junio de 2011

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA N 6

DE BADALONA

Juicio Verbal núm. 1888/10 F

SENTENCIA Nº 106/11

Vistos por mí, Cristina Daroca Haller, Magistrada Juez de Primera Instancia núm. 6 de los de esta localidad, los autos de juicio declarativo verbal seguidos en reclamación de cantidad bajo el núm. de registro arriba expresado a instancia de D. Benito que actuó representado por la procuradora Dña. Ana Trapero y defendido por la letrada Dña. Laura Gil Jiménez contra Redcoon Electronic Trade S.L. representada por la procuradora Dña. Nuria Camps Badia y defendida por el letrado D. Eric Jordi Cubells.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Las presentes actuaciones se iniciaron por demanda de juicio verbal en el que se alegaba que en fecha 6 de noviembre de 2009 por medio de la tienda virtual www.redcoon.es cuyo proveedor es la mercantil "Redcoon Electronic trade S.L.", el Sr. Benito realizó el pedido de dos unidades de portátil MAC Apple Macbook 13" 2.26-Set 2 por importe de 67,97 €.

Alega también que en fecha 9 de noviembre de 2009 la demandada se puso en contacto telefónico con el Sr. Benito, indicándole que existió un error en el precio publicado de los productos que compró, ya que su precio era superior, negándose a tramitar el pedido, a lo que el Sr. Benito les indicó su deseo de que el pedido fuera tramitado conforme a las condiciones pactadas.

Tras citar los demás hechos y fundamentos que estimó de interés, terminó suplicando se señalara el oportuno juicio y se dictara sentencia en la cual se condene a la demandada a cumplir la compraventa pactada y entregue al Sra. Benito dos unidades de ordenador portátil APPLE MACBOOK 13" 2.26-SET 2 o en su defecto un medio de similar o superiores características por importe total de 67,93 €, con expresa condena en costas.

SEGUNDO.- Admitida a trámite se convocó a las partes a juicio verbal al que comparecieron ambas partes.

La parte actora se ratificó en el escrito de demanda y solicitó el recibimiento del pleito a prueba.

La demandada se opuso a la demanda y solicitó la absolución y la condena en costas a la parte actora.

La parte actora propuso como medios de prueba la documentación acompañada a la demanda por reproducida y la aportación de la hoja de reclamación ante la Dirección General de Consumo de Madrid, que ya obraba en autos.

La parte demandada propuso como medios de prueba el interrogatorio de la parte actora, la declaración de los testigos Paula, Teodulfo y Simón, así como la aportación de 5 documentos.

Una vez declarada pertinente la prueba quedaron los autos vistos para sentencia

TERCERO.- En la sustanciación de las presentes se han cumplido las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La parte actora ejercita una acción de cumplimiento de contrato de compraventa de dos unidades de portátil MAC Apple Macbook 13" 2.26-Set 2 por importe de 67,97 €, compraventa que se llevó a cabo a través de Internet.

Se alega en la demanda que en fecha 6 de noviembre de 2009 por medio de la tienda virtual www.redcoon.es cuyo proveedor es la mercantil "Redcoon Electronic trade S.L.", el Sr. Benito realizó el pedido de dos unidades de portátil MAC Apple Macbook 13" 2.26-Set 2 por importe de 67,97 €.

Que en fecha 9 de noviembre de 2009 la demandada se puso en contacto telefónico con el Sr. Benito, indicándole que existió un error en el precio publicado de los productos que compró, ya que su precio era superior, negándose a tramitar el pedido, a lo que el Sr. Benito les indicó su deseo de que el pedido fuera tramitado conforme a las condiciones pactadas.

La demandada también se dirigió al comprador por e-mail indicando que no tramitarían el pedido, porque no se correspondía con el precio real de la oferta, ya que ésta ascendía a más de 1000 €.

Ante esta cancelación unilateral por parte del proveedor del producto, el Sr. Benito manifestó su deseo de continuar el pedido.

Por todo ello solicita el cumplimiento del contrato de compraventa en los términos adquiridos por internet.

La parte demandada al contestar a la demanda se opuso por cuatro motivos.

En primer lugar por cuanto al existir un error en la oferta de la página web se produce una invalidez del contrato, por lo que existe un vicio del consentimiento. Así, se anunciaron a través de la página web dos sets o packs consistente en un Apple Macbook de 13" y un limpiador de teclado y de forma errónea no se incluyó el precio correspondiente al ordenador, sino que se puso el precio de los limpiateclados que era de 22,48 €. Pero no es un precio correcto, por cuanto el precio de mercado del ordenador era de uno 900 €; dicho error involuntario estuvo colgado en internet durante un fin de semana, y el lunes se procedió a subsanar y a ponerse en contacto con los clientes.

En segundo lugar se alegó el ejercicio antijurídico del derecho por parte del actor, ya que la normativa de consumidores tiene un carácter protector pero no ampara lucrarse de forma ilícita por error. La parte actora no es un consumidor sino que es un profesional y tiene un fin lucrativo.

En tercer lugar alega la demandada que en virtud del artículo 3 de la Ley de Consumidores y Usuarios la parte actora no es un consumidor sino que es un empresario y no es merecedor de la protección de consumidores. El actor es diseñador y cuando se dio de alta como usuario de Redcoon se definió como empresario.

Por último, se alegó por la demandada que la parte actora ejercita una acción de cumplimiento de contrato y ella no ha pagado el precio, por lo que no puede ejercitar la acción de cumplimiento del contrato.

SEGUNDO.- La primera cuestión que debemos analizar es si en el caso de autos resulta aplicable el Real Decreto Legislativo 1/2007 (LA LEY 11922/2007) por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

De la prueba practicada ha resultado probado que Don. Benito realizó un contrato de compraventa con la demandada a través de internet, según se acredita mediante documento nº 1 consistente en la confirmación del pedido que consta a nombre de Benito .

Ahora bien, según las condiciones generales de contratación que regula el uso de los servicios de venta electrónica de los bienes ofertados por REDCOON ELECTRONIC TRADE S.L., aportadas como documento nº3 de la demanda, en la condición V se establece que el cliente con carácter previo a la formalización de la compra de cualquiera de sus productos deberá registrar sus datos y circunstancias personales para la formalización del contrato de compraventa.

Pues bien, según documento 5 aportado por la demandada en el acto del juicio, el Sr. Benito se registró en el año 2009 como empresa y por tanto, salvo que se dé también de alta como particular, debe entenderse que todas las adquisiciones que realice a través de REDCOON lo hace en su condición de empresario al utilizar el registro en el que se dio de alta como tal.

Es por todo ello que no resulta de aplicación la normativa de consumidores y usuarios, ya que según el artículo 3 del referido Texto Refundido "son consumidores y usuarios las personas físicas o jurídicas que actúan en un ámbito ajeno a una actividad empresarial o profesional".

TERCERO.- En segundo lugar procede analizar si ha existido contrato de compraventa o no, por cuanto la demandada alega que hubo un error en la fijación del precio en la página web y por tanto, existe un vicio en el consentimiento que invalida el contrato.

En el presente caso resulta de aplicación la Ley 34/2002 de 11 de julio (LA LEY 1100/2002) de de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, en cuyo artículo 23 se dispone lo siguiente: "Los contratos celebrados por vía electrónica producirán todos los efectos previstos por el ordenamiento jurídico, cuando concurran el consentimiento y los demás requisitos necesarios para su validez."

Además el artículo 28 de la Ley 34/2002 (LA LEY 1100/2002) dispone que el oferente está obligado a confirmar la recepción de la aceptación.

La perfección del contrato de compraventa se produce por el mero consentimiento de ambos contratantes sobre el objeto y el precio (art. 1450 del Código Civil (LA LEY 1/1889)).

Y en el caso de contratos electrónicos hay consentimiento desde que se manifiesta la aceptación (art. 1262 del Código Civil (LA LEY 1/1889)), hecho que se produjo en el caso de autos, por cuanto la parte actora realizó el pedido de dos unidades de portátil MAC Apple Macbook 13" 2.26 -Set 2 y recibió la confirmación del pedido, según documento 1 de la demanda.

A mayor abundamiento en la condición VI de las condiciones generales aportadas como documento 3 de la demanda se indica que "una vez utilizada la opción del menú de aceptación del pedido se entiende prestado el consentimiento del cliente para la validez y eficacia del contrato de compraventa que obliga a las partes".

En dicha condición también se dispone que el coste final será comunicado al cliente en el proceso de compra electrónica antes de que éste formalice su aceptación eligiendo la opción "aceptación del pedido" del menú de opciones.

Por tanto, el contrato de compraventa quedó perfeccionado por la aceptación de la oferta por el precio fijado en la página web, siendo el contrato válido.

En todo caso para anular el contrato por vicio del consentimiento sería necesario que la parte actora hubiera ejercitado la correspondiente acción solicitando dicha pretensión, aunque fuera por demanda reconvencional, ya que no cabe excepcionar la anulabilidad del contrato por vicio del consentimiento.

Otro de los motivos de oposición de la demandada es que no cabe exigir el cumplimiento del contrato de compraventa en la medida que el comprador no ha cumplido el contrato, por cuanto no ha pagado el precio.

Al respecto cabe decir que el comprador cumplió con su obligación de pago del precio mediante tarjeta de crédito, y lo que realmente sucedió fue que se le canceló el pago, tal como se acredita mediante documento nº 6, por tanto, no estamos ante un supuesto de falta de pago sino ante una falta de cobro.

CUARTO.- Procede ahora analizar, tal como alega la demandada, si la parte actora está actuando con abuso de derecho o realizando un uso antijurídico del derecho por cuanto pretende que REDCOON realice la entrega de dos unidades de portátil Apple Macbook 13" 2.26 -Set 2 por el precio de 67,93 €.

De la prueba practicada ha resultado probado que el precio de mercado de lo adquirido por la parte actora es de entre 900 y 1000 €.

Así, la testigo Adoración, comercial de Esprinet Ibérica, sociedad proveedora de la demandada, manifestó que el Mac Book 2.26 se vendía a unos 700 € más IVA.

El testigo Teodulfo, empleado de la demandada, manifestó que el precio de venta aproximado asciende a 900 € IVA incluido.

También consta acreditado dicho precio de mercado mediante el acta notarial aportada como documento nº 2 de la demandada consistente en los precios publicitados en diversas páginas web extraídas de diversas direcciones de internet.

Se aportó como documento 3 de la demandada una factura de la empresa proveedora donde el Macbook 2.13 se facturaba a la demandada por 678,68 €.

Por su parte, el testigo Teodulfo también dijo que en el proceso de introducción del precio de los productos en la página web, siempre interviene un factor humano, por lo que es susceptible de error.

Cabe asimismo destacar que la parte demandada, procedió de modo inmediato a ponerse en contacto que los diferentes clientes para comunicarles el error sufrido, tal como se acredita mediante el documento 5 de la demanda, ya que la compra se formalizó el 6 de noviembre de 2009 y se comunicó el error el 9 de noviembre, por lo que ningún perjuicio se pudo causar al adquirente.

Por tanto, a la vista de la gran diferencia entre el precio de mercado (900 € por unidad) y el precio publicado (22,48 €), es evidente que el precio ofertado en la página web era ridículo, y por tanto, fruto de un error manifiesto.

A partir de aquí podemos considerar que la actuación del Sr. Benito es constitutivo de un abuso de derecho, por cuanto atendido el precio ridículo por el cual el Sr. Benito pretende adquirir los ordenadores, resulta evidente que, consciente de ello, se está aprovechando del error manifiesto sufrido por el oferente y dicha pretensión no puede ser amparada por los tribunales en virtud de los artículos 7 del Código Civil (LA LEY 1/1889) y 11.2 de la LOPJ (LA LEY 1694/1985) .

QUINTO.- El artículo 394 de la LEC (LA LEY 58/2000) establece que en los procesos declarativos, las costas de la primera instancia se impondrán a la parte que haya visto rechazadas todas sus pretensiones, salvo que el tribunal aprecie, y así lo razone, que el caso presentaba serias dudas de hecho o de derecho.

En el presente caso concurren dudas de derecho que justifican la no imposición de costas.

Vistos los artículos citados y demás de pertinente aplicación,

FALLO

Desestimando totalmente la demanda a instancia de Benito contra Redcoon Electronic Trade S.L. absuelvo a la demandada de las pretensiones dirigidas contra ella.

Todo ello sin imposición de costas del procedimiento a ninguna de las partes.

Notifíquese la presente resolución a las partes haciéndoles saber que contra la misma pueden interponer recurso de apelación en el término de cinco días a partir del siguiente al de su notificación, fundándolo debidamente y ante este mismo juzgado, y debiendo constituir un depósito de 50 € en la cuenta de Depósitos y Consignaciones de este Juzgado.

Insértese la presente en el libro de Sentencias de este Juzgado llevando a las actuaciones el oportuno testimonio.

Así por esta, mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- La anterior sentencia ha sido leída y hecha pública por el Sr. Juez que la suscribe en la Audiencia Pública del mismo día de su fecha, a mi presencia, doy fe.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar

Últimos tweets

NÚMEROS DISPONIBLES

Scroll